logo

 

 

Manejo de agua en el paisaje

recopilado por Holger Hieronimi (2007)

Contentido:

Introducciòn: La erosiòn de los suelos

El Aparato «A»: Utilizar el Aparato «A» para obtener el nivel / Utilizar el marco «A» para obtener el porcentaje de desnivel / Marcar las curvas de nivel en el terreno

Las estrategias para el control de erosión: Zanjas y pozos de infiltración / Muros de piedra al contorno / Cultivo en terrazas niveladas / Presas de gavión, barreras vivas y muertas / Terrazas individuales / Metodo Tlaxco de Renovación Silvícola

Referencias

 

Introducciòn: La erosiòn de los suelos

A veces, durante los fuertes aguaceros, observamos en muy poco tiempo la llegada de mucha agua a los terrenos. En climas áridos y desiertos, las lluvias suelen pecipitarse de una manera erratica y extremosa- si esta gran cantidad de agua no se puede infiltrar de una manera natural a los suelos, se escapa por la superficie, llevandose la tierra suelta hacia los barrancos, ríos, presas y lagos. Este fenómeno se llama erosión de los suelos.

La erosión de los suelos se ha vuelto cada vez más común, al progresar la tala inmoderada de los bosques y la pérdida de la capa vegetal en las montañas y laderas. Como consecuencia, las montañas pierden su capacidad natural de retención de agua, lo que causa la pérdida masiva de los suelos fertiles, de manatiales y flujos de agua naturales, (es decir: desertificación). Como el agua no se puede retener más en las montañas, baja rápidamente y causa inundaciónes extremas en los barrancos y en las planicies.

en las fotos arriba se pueden observar diferentes grados de erosión: (1) - suelo lavado hasta la capa arcillosa - se puede observar, como las raíces del árbol retienen suelo. (2)-tepetates (3) - suelo lavado hasta la roca madre

El enfoque permacultural: Nuestro proposito es, que toda el agua de lluvia que llega a nuestro terreno, se pueda infiltrar allí mismo (mientras no la cosechemos y almacenemos para nuestro propio consumo). Que el agua no se escape por la superficie, sino que entre al suelo, alimentando a plantas, árboles, cultivos, animales y microorganismos y recargando a los mantos acuiferos del subsuelo.

Para analizar el grado de la erosión y pérdida de suelos en nuestros terenos, es útil conocer las diferentes capas del suelo (ver gráfica). En algunos casos la erosión ha progresado a tal grado, que nada mas quedó la roca madre. A partir de alli será más dificlil la restauración. En la Granja Tierramor la mayor parte del terreno se había erosionado hasta la parte de la arcilla, cuando comenzamos.

Para poder trabajar en la restauración de la erosión, debemos que analizar el terreno y desarrollarlo considerando la topografía, los contornos y las curvas de nivel- estas son lineas imaginarias, que definen puntos en el terreno que están al mismo nivel (similar a las lineas, que aparecen en las mapas topográficos). Para poder definir estas curvas de nivel en nuestro terreno, existen una variedad de herramientas.

arriba - tierramor principal - permacultura - manejo sostenible de agua

El Aparato «A»

Se puede utilizar una herramienta sencilla pero efectiva para determinar los niveles en un paisaje:

El “Aparato A”, consiste en dos maderas o palos del mismo largo (entre 1.5m y 2.50m), se clavan en una punta, dejando salir la punta del clavo para colgar el plomo. Un tercer travesaño se clava a la mitad de los dos palos de tal manera, que la distancia entre las dos “patas” del aparato es exactamente de uno o de dos metros.


Después hay que calibrar el “Aparato A”: En una superficie mas o menos plana, se marcan dos puntos para colocar el aparato: En el travesaño marcamos con un lápiz la posición del plomo, después volteamos el aparato, si coincide la postura del plomo con la marca anterior, esto es el nivel, de otra manera el centro se encuentra exactamente en el medio de la primera y la segunda.

.

arriba - tierramor principal - permacultura - manejo sostenible de agua


Utilizar el Aparato «A» para obtener el nivel -

Una vez construido y nivelado el aparato A, sabemos que cuando la plomada caiga en el centro, las dos patas del aparato están a la misma altura. Entonces se puede trazar en el terreno una línea que va a dar muchos vueltas en forma de curva, pero que siempre va a estar a la misma altura, o sea, al mismo nivel. Por eso se le llama curva a nivel.

Para utilizarlo, una persona pone una pata del nivel en un punto fijo y mueve otra pata para arriba o para abajo, hasta que la plomada quede en el centro. Entonces, otra persona clava una estaca. Después, la persona que está operando el nivel mueve el aparato a la otra estaca y busca otra vez el nivel.

arriba - tierramor principal - permacultura - manejo sostenible de agua

.

Utilizar el marco «A» para obtener el porcentaje de desnivel -

Este dato sirve para averiguar el grado de inclinación de una pendiente. La inclinación se mide en porcentajes de desnivel e indica los metros que baja una ladera cada 100 m medidos.

La ladera del dibujo a la derecha tiene 28% de desnivel y se lee: baja 28 metros encada 100 metros lineales. Cuando se conoce el porcentaje (%) de desnivel de una ladera, tenemos otro dato importante para saber cómo manejarlo y qué tipo de trabajo es el más adecuado.
Equipo necesario:

a) El nivel rústico o aparato A;
b) una cinta métrica, y
c) Una vara recta.

Para obtener el porcentaje de desnivel de cada punto deben seguirse los siguientes pasos, de acuerdo con la ilustración

1. Coloque una pata del aparato «A» contra la ladera.
2. Coloque la vara o un plomo pegado en la punta de la otra pata del aparato.
3. Levante la punta del aparato poco a poco hasta que la plomada marque el centro (nivel).
4. Marque con un lápiz el punto exacto donde llegó la punta de la pata del aparato en la vara.
5. Mida cuántos centímetros hay hasta la marca de la vara. La mitad de esta cifra será el porcentaje de desnivel. Si la distancia entre las patas del aparato es de 1 m, o sea, de 100 cm, lo medido en la vara sería de 34 cm, pero como el aparato mide 2 m, o sea, 200 cm, la medida en la vara es de 68 cm. Por eso debemos obtener la mitad. En el terreno del dibujo encontamos una pendiente de 34 %.

El terreno puede tener dos o más laderas con diferente inclinación y tamaño. En este caso, en cada ladera se hacen varias medidas del desnivel. Se recomienda tomar de cuatro a seis desniveles en diferentes partes de cada ladera, después se puede calcular un promedio de cada pendiente..

arriba - tierramor principal - permacultura - manejo sostenible de agua

.

Marcar las curvas de nivel en el terreno

1. Trazo de la línea madre:

Este es el primer paso para trazar las curvas de nivel sobre las se construirán las zanjas: Se preparan una cantidad de estacas de madera. La primera se siembra en la parte mas alta del terreno, después se amarra a esta el extremo de una cuerda de 20 o 30 metros, la cual estiramos hacia el punto mas bajo del terreno. Después se siembran estacas a una cierta distancia según la pendiente de la ladera: cuanto mas pendiente tiene nuestro terreno, menos distancia hay entre cada estaca (ver página 36).
2. Tomando el “aparato A” a plomo, atravesamos la pendiente a la altura de las estacas que hemos puesto. Cada vuelta del marco «A» clavamos una estaca. Asi determinamos los contornos.
3. Después se corrigen las estacas con la simple vista. Se puede uno colocar a un extremo de la línea y componer las que están muy salidas, ya sea subiendo o bajando unas estacas para facilitar el trabajo y las curvas sean mas suaves. Tenga mucho cuidado de no mover todas las estacas. Las que pueden moverse son unas tres en una línea de diez estacas en las laderas con mucha pendiente no hay necesidad de corregir las estacas, ya que siempre las curvas quedan suaves.

 

arriba - tierramor principal - permacultura - manejo sostenible de agua

 

Las estrategias para el control de erosión

Podemos tomar una o varias de las siguientes medidas, dependiendo de la problemática, que enfrentamos en nuestros terrenos:

Zanjas y pozos de infiltración
Muros de piedra al contorno
Terrazas niveladas
presas de gavión, barreras vivas o muertas
Terrazas individuales

arriba - tierramor principal - permacultura - manejo sostenible de agua

 

Zanjas y pozos de infiltración

Ayudan a detener agua, tierra y materia orgánica, establecer árboles y vegetación, controlar la pédida de suelos y almacenar agua, donde más se necesita: ¡ Adentro de la Tierra!

Son una manera sútil pero prometedora para recargar los mantos acuíferos, si fueran realizadas a gran escala en las montañas y laderas sin capa vegetal.

Las zanjas de infiltración solo se pueden implementar en terrenos, donde todavia queda algo tierra o por lo menos la capa de arcilla, para poder excavar. No se pueden realizar en los terrenos totalmente erosionados hasta la capa de la roca madre.

En laderas que tengan una inclinación entre 2 y hasta 45%, se recomienda construir zanjas sobre las curvas a nivel. Cada ladera debe llevar una distancia diferente entre cada curva de nivel, de acuerdo con la pendiente e inclinación. Esto se debe a que el agua no escurre igual en todas las laderas.

Por ejemplo, en una ladera que tiene 2% de desnivel se da una distancia horizontal de 30 m entre zanjas, mientras que para una ladera con un 16% de desnivel se da solamente una distancia de 16 m.

Entre mayor sea el porcentaje de inclinación de la ladera, más rápido y mayor cantidad de agua se escurrirá. Por eso las zanjas a nivel deben estar más cerca una de otra, para que sean suficientes y puedan guardar toda el agua que se escurre.

Recuerde también que debe tomarse en cuenta la clase de suelo para decidir la distancia, porque sí una ladera es arenosa y otra es de barro, se dará menos distancia en ésta última porque absorbe menos agua que la arenosa. Además, un terreno con mucha materia orgánica también absorbe mucha agua, por o tanto, se puede dar una distancia un poco más abierta que en un terreno de barro.

Ahora que ya conocemos estas razones, es muy útil estudiar esta tabla, construida en base a la experiencia de muchos campesinos que han hecho zanjas en sus terrenos para protegerlos de la erosión.

=> Se excavan las zanjas, siguiendo la línea de los contornos. Acomodamos la tierra que sacamos en su orilla montaña abajo. En terrenos pequeños se pueden hacer a mano, pero en extensiones grandes es útil pensar en el empleo de maquinaria.

=> Las zanjas de infiltración son, como su nombre lo dice,para que se infiltre la mayor cantidad de agua posible. Su tamaño varia según el tipo de suelo, la pendiente y la cantidad de agua que hay que manejar. En laderas con mucha pendiente se excavan muchas zanjas que no tienen mucho ancho y mas profundidad. En laderas con poca inclinación las zanjas pueden tener hasta varios metros de ancho. La profundidad depende también del suelo, si es arenoso (menos) o arcilloso (mas profundidad)

arriba- zanjas de infiltración después de un aguacero fuerte (Ecoaldea huehuecoyotl, 2001)

=> Las zanjas de infiltración generalmente se construyen con un canal de desborde para poder ,durante los fuertes aguaceros, guiar el agua que no se alcanza a infiltrar, a la próxima zanja de infiltración mas abajo etc.; Si hay que controlar cantidades muy grandes, podemos construir también estanques y pozos de infiltración. La idea es, que no se vaya a escapar ningún flujo de agua por la superficie del terreno, causando así erosión y perdida de materia orgánica.

=> Conviene ahora poner el punto más alto del monticulo de tierra al mismo nivel a lo largo de toda la zanja, para que el agua se pueda distribuir parejo. Solamente, donde hacemos los canales de desviación, dejamos el nivel más bajo. Asi la zanja se puede llenar de agua hasta cierto punto, y cuando esté el punto de desbordarse, el agua puede ser desviado hacia la procima zanja de infiltración. Este canal de desborde lo reforzamos con piedras y rocas, para que no se presente erosión alli.

=> Inmediatamente después de excavar las zanjas de infiltración se deben de plantar las superficies de la zanja: Arriba del montículo se pueden plantar especies que requieren menos humedad, como hierbas de olor y plantas medicinales, incluso flores y leguminosas mejoradores del suelo pueden ser sembrados. Montaña abajo del montículo es un muy buen lugar para sembrar árboles frutales, para que aprovechen el agua que se infiltra en la zanja

=> Con el tiempo y las lluvias las zanjas de infiltración se llenarán de materia orgánica y tierra de monte, dejando así camas fértiles para sembrar mas especies útiles. Eventualmente en algunos años hay que excavar mas zanjas, o puede ser que las plantas y árboles establecidos ya acabaron por completo con la erosión y los deslaves.

en las imágenes:
zanjas de infiltración en Granja Tierramor-
1) Despues de excavarlas al inicio de la temporada de lluvias
(2) tres meses después, sembradas ya con una variedád de plantas y arboles frutales.

 

arriba - tierramor principal - permacultura - manejo sostenible de agua

 

Muros de piedra al contorno -

Hay muchas regiones, donde los montes se erosionaron a tal grado, que ya no queda tierra donde excavar las zanjas, porque los suelos se lavaron hasta la roca madre.

En estos terrenos podemos utlilizar las piedras y rocas existentes siguiendo las lineas de contorno del terreno, acomodandolas en muros y monticulos, que dejen pasar el agua, reduciendo su velocidad, y reteniendo sedimentos, tierra y materia orgánica.

Con el tiempo se pueden establecer pastos, arbustos y árboles pioneros, que a su vez retienen la tierra para formar terrazas.

Especies útiles para ayudar en la formación de terrazas en tierras desertificadas son, el árbol de Mesquite y el maguey. Ayuda tambien la siembra de leguminosas mejoradores de suelos, como el frijol carmavalia (ver material de apoyo de Tierramor: «Suelos»), en las partes, donde hay un poco de tierra, que no se deslave

ADVERTENCIA: Estos métodos funcionan mucho mejor, si mantenemos alejado el ganado de los terrenos en restauración- los caballos, vacas, chivos y borregos sueltos en nuestros terrenos compactan la tierra, comen las plantas, y causan erosión. Si necesitamos los terrenos para el ganado, conviene controlarlos y mantenerlos concentrados en un espacio reducido con una cerca , que se cambia a otro pedazo del terreno, cuando sea necesario, dejando asi tiempo, para que se pueda re-establecer la vegetación

En las gráficas- muros de piedra para frenar el agua, captar sedimentos y materia orgánica (ver foto abajo) y formar terranzas, en el Mpio de Tierra Blanca, Gto.

 

arriba - tierramor principal - permacultura - manejo sostenible de agua

 

Cultivo en terrazas niveladas

Se dice, que en terrenos con inclinaciones mayores de 6% no se debe que practicar la agricultura sin el empleo de terrazas niveladas. La práctica de sembrar en terrazas era muy común hasta muy recientemente, cuando se retiraron en muchos lugares, porque impedieron el uso de tractores y maquinas para trabajar los campos. En pocos años, la tierra se pierde y los campos se vuelven estériles.

Las terrazas en el cultivo tradicional eran formadas con muros de piedra, o bien se utilizaba el maguey y árboles como el aguacate para detener la tierra de las milpas en las laderas.

 

arriba - tierramor principal - permacultura - manejo sostenible de agua

 

Presas de gavión, barreras vivas y muertas

Las presas de gavión (ver gráfica a la derecha) se construyen en los barrancos, donde baja mucha agua después de los aguaceros fuertes en la temporada de lluvia. Como esto a lo mejor pasa nada más una o dos veces en el año, resulta a veces poco imaginable, que estas presas se pueden llenar rápidamente en cuestión de minutos.

Es importante dejarles en la parte superior un canal suficientemente ancho para que pueda desbordarse el agua, una vez que se haya llenado la presa. Si los terrenos montaña arriba estan muy desprotegidos , se pueden llenar con tierra en poco tiempo.

Las presas de gavión estan construidas con cajones de malla que se rellenan con rocas, y se entretejen entre si, cuando se colocan para formar barreras resistentes.
Detienen la velocidad del agua y alcanzan a captar tierra y sedimentos, que de otra manera se perderian en los grandes ríos.

Si se construyen varias presas de este tipo en un barranco, es posible, retener suficiente agua en la tierra,pudiendose aprovechar hasta muchos meses después. Estas presas, en conjunto con otras estratégias, puede ayudar a recuperar manantiales, que se han perdido a causa de las malas prácticas agro-forestales.

Las barreras vivas pueden formarse de muchos diferentes tipos de plantas: En los barrancos pueden ayudar árboles como el sauce para detener el suelo de las orillas. Para la formación de terrazas se puede sembrar pastos (como té limón), maguey o árboles de la familia de leguninosae, preferiblemente espécies, que se pueden podar periodicamente para la obtención de leña (como mesquite, y otros)

Las barreras muertas pueden construirse de cualquier material natural, como palos, troncos, piedras, pasto seco, tierra o paja. se fijan en la tierra con estacas hechas de palos y postes de madera. Reducen la velocidád del agua en los barrancos y los campos de cultivo. Cumplen el mismo fin que los muros de piedra - dejan pasar el agua, pero retienen suelo y materia orgánica.

 

arriba - tierramor principal - permacultura - manejo sostenible de agua

 

Terrazas individuales

Si las laderas tienen una pendiente mayor de 45%, se recomienda la construcción de terrazas individuales para la siembra de árboles, cuya distancia será igual a la distancia recomendada para reforestar . Esta distancia depende de la clase de árboles que se siembren. Estas terrazas se hacen de forma circular y su diámetro depende del tamaño del árbol, que se piensa sembrar .

Normalmente se fija la tierra montaña abajo con muros de piedra y roca amontonada.

 

arriba - tierramor principal - permacultura - manejo sostenible de agua


Metodo Tlaxco de Renovación Silvícola

Foto: Don Carlos Caballero

Este metodo fue desarrollado por Carlos Caballero en el estado de Tlaxcala durante los últimos 40 años. Es una manera para acelerar el proceso de reforestación en las montañas erosionadas, que incluye muchas estratégias, que hemos mencionado antes, pero pone mucho enfasis en la necesidad de añadir materia orgánica a los suelos degradados, para que se puedan establecer pastos pioneros en los tepetates-

El tepetate es parecido a lo que era el planeta Tierra en sus inicios: no había humus, no había vegetación. Para recuperar los suelos, para volver a tener un bosque en un terreno de tepetate, es necesario imitar ese largo proceso que la Tierra recorrió. No obstante hay una gran diferencia: la Tierra tardó millones de años en generar la atmósfera y las condiciones para el crecimiento de las plantas. Nosotros lo podemos lograr en unos 60 años porque ya tenemos una atmósfera y un clima que nos favorecen.

Sin embargo, no se puede sólo hacer unos agujeros en el tepetate, plantar arbolitos e irse. No se puede asumir que sobrevivirán. Con gran seguridad no podrán resistir ni el calor, ni la sequía, ni las heladas.

arriba: Grupo de asistentes a un curso de desarrollo sustentable durante trabajos de recuperación de suelos según el método Tlaxco de renovación silvicola

Primero se necesita crear una capa de humus para retener humedad. Y, para lograrlo se pueden excavar zanjas a nivel para retener las aguas pluviales, se pueden formar cuadros de piedras y sembrar pastos y hierbas de la región para iniciar una capa de humnus. A los pocos meses se empezaran a ver los primeros resultados y a los tres, cuatro años ya se empieza a regenerar el pasto con más fuerza. Pero aún falta que regresen los árboles pioneros de la región.

En un mínimo de tiempo se puede talar un bosque. Sin embargo, recuperar un bosque es un proceso difícil, delicado y tardado. Para lograrlo es indispensable comprender las condiciones específicas y se necesita observación, paciencia gran cuidado y dedicación.

 

arriba - tierramor principal - permacultura - manejo sostenible de agua

 

Referencias:

H. Hieronimi: «Manejo sustentable de agua en zonas áridas» (2001-2005) y experiencias personales en la practica

Alejandra Caballero, Joel Montes «Agricultura Sostenible. Un acercamiento a la permacultura». Primera ed. Programa de Formación en la Acción y la Investigación Social, A. C. PRAXISMéxico, segunda ed. 1994, tercera edicion 1998 Semarnap

»Manual de conservación de suelos y agua», 1993, Edit. Fray Bartolomé de las Casas A.C., San Cristobal, Chiapas

Bill Mollison y Reny Mia Slay «Introducción a la permacultura»

Caballero Cervantes, Juan Carlos: «Silvicultura practica - El metodo Tlaxco de Renovacion Silvicola (M-T)», Universidad Autonoma de Tlaxcala. 1993

http://www.rlc.fao.org/prior/recnat/pdf/capta/siste1.pdf
http://www.green.go.jp/gyoumu/kaigai/manual/bolivia/03text/spanish/09.pdf
http://www.lillywolfensberger.com/

http://www.proyectosanisidro.com.mx

arriba - manejo sostenible de agua